miércoles, 23 de noviembre de 2011

Hoy

Un día como hoy, nacieron muchas sonrisas animadas en deseo, besos apasionados que rozaban el cielo, corazones de cristal perfumados de ilusión, tarjetas anónimas, pues eran de mi para ti y de ti para mí, y nosotros no necesitábamos nombres, velas que se apagaban con la esperanza de seguir en ese sueño fugaz, y versos de un poema que el sentimiento inspiro una vez más…

Hoy, solo existe cual deber obsceno y sin sentido, de no hallarnos, de no olernos, de no verme reflejado en tus ojos, de no cruzar nuestros caminos...

Hoy y solo hoy, cometería el error de encontrarte, acariciarte, inventarnos, fundirnos, reírme y perderme en ti, hasta que sientas como cada poro de tu cuerpo chilla por este acierto, hasta que entiendas como nuestras almas necesitan de este error…

lunes, 7 de noviembre de 2011

Dimensión oscura

Es una de esas noches en la que el mezquino cielo me prohíbe el éxtasis de contemplar las estrellas, su belleza inmensurable, su esplendor cósmico, su magia infinita… Entonces, extrañas sombras se rizan ante mi distraída mirada, como fantasmas sin rostro que me zambullen en un espacio lóbrego, invadido por la brumosa oscuridad, en donde la única luz que se divisa, es la chispa que consume mi cigarrillo, de igual forma que el odio a mi alma, en una muerte lenta y fogosa, mientras que el humo hambriento ahoga sin clemencia cada uno de mis pensamientos… Puedo escuchar gritos llenos de pánico y agonía prorrumpidos por la fe que se asusta en el frio de la desesperanza, y sentir como las añejas lágrimas de un pasado foráneo, humedecen las migajas de mi evanecido corazón... No me sorprende, pues no es la primera vez que he estado aquí, en este lugar, es donde la vida se prolonga y se acorta, es donde los significados huyen despavoridos por la vergüenza de encontrarse falsos, es donde puedo aprender a vivir una vez que la ilusión ha muerto… en este lugar es donde habita el olvido.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Ya quiero que amanezca!!

Tumbado sobre la cama pienso en el silencio de la noche, en la persona que soy en estos momentos, en la persona que fui ayer, en lo maravillosa que es la vida, en lo absurda que es la existencia, en el cafe de todas las mañanas, en que no deseo dormir sino despertarme una y otra vez, comenzar aquel día de nuevo, enfrentarme al mundo y volar hacia esos sentires universales que no todos entienden...

martes, 30 de agosto de 2011

Bryan porque escribes? – pregunto mi hermanito de 8 años

Atónito! si atónito quede y un vació enorme hurgo mis pensamientos, pues no pude responder...

Escribo... escribo a las sombras de mi alma en busca de sentido existencial, escribo a una visión irreal que habita en mi mente y en mi soledad, escribo a mi corazón porque solo un tonto como yo escucha el susurro de su voz, escribo porque me permite volar lejos de la sofocante realidad, porque estoy cansado de rentar mis manos y mis labios solo por un rato, escribo solo por si al caso, para revivir un recuerdo ingrato, para nadar entre ilusiones y salpicar al presente falso, escribo al cínico amor que se enreda entre mis pasos...

viernes, 19 de agosto de 2011

Teatro

Hoy evoco aquella escena, turbante recuerdo en mi plano existencial, donde se supone nuestras almas se encontraron en aquel atardecer, donde fui tuyo y no fuiste mía, donde mi ingenuo orgullo se creyó privilegiado, por el deleite en tu pecho desnudo, donde mi imaginación atrevida y ponzoñosa, tatuaba gemidos en una realidad silenciosa, donde el maldito tiempo sin vergüenza y muy avaro, corrió en vano.

Feroz engaño que conflagra la escasa inocencia que aun me queda, inevitable pensamiento que me sumerge en ojerizas, por la idea que tu fingías al besarnos, pues cuando yo te amaba tu solo eras una actriz sagaz en su ensayo.

jueves, 4 de agosto de 2011

A la deidad de un pecador enamorado

Como actuar de fe si me deleito en el pecado de quererla, como clamar perdón a Dios si la deseo ardientemente, no es mía, pero caímos bajo la embriagues de la felicidad por encontrar otra alma cómplice para huir de la reseca soledad y derrochamos en pasión desenfrenada el yerro que hoy nos juzga, por eso, perdóname señor, porque ella es tan hermosa, que tú, que das vida a este labriego corazón, que oyes este lamento, este dolor que empuño en mi mano, tú también la amarías… Si fueras humano.

viernes, 22 de julio de 2011

Entre el piano y mi cerebro

En mi habitación como todos los días de esta última semana, intentando hacer melodías en mi piano viejo y desafinado, mientras pienso cosas que alguien normal no pensaría, mientras cuestiono al amor por ser tan poderoso y sin sentido, mientras valoro al odio por ser tan puro y profundo. De pronto un sentimiento catador de malos presagios se despierta con un palpitar y el silencio atronador que acompañaba cada nota de mi melodía, es interrumpido por tu voz intimidante que dispara una pregunta sin la menor piedad “¿porque haces esto?” Me preguntaste y no supe responder, Intente hacer caso omiso una vez más, pues no es la primera vez que me lo preguntas, ni la ultima que no consigo darte una respuesta digna.
Salgo sin rumbo a caminar con la esperanza de encontrar en esta noche, la inspiración para poder darle un fin a este desvelo, para poder responderte a ti, y a mí mismo también. El guiñar de las farolas, el olor a aceite quemado de los buses, la intermitencia de los semáforos y la notable ausencia de la fauna urbana conforman un cóctel indispensable a la hora de pensar.
¿porque haces esto? pregunto mi cerebro
Porque la quiero – respondí sin dudar
¿porque la quieres? – pregunto presionándome
Porque es diferente
No satisfecho con mi respuesta seso el interrogatorio, y un viento frío y abrumador fue la señal para seguir caminando sin rumbo. Una banca solitaria sale a mi encuentro, me corta el paso y me invita a pensar sobre sus añejas y despintadas tablas. Accedo sin pregonar, enciendo un cigarrillo y mi cerebro dispara sin compasión sobre mí la misma pregunta
¿porque haces esto?
Porque la quiero –  respondí una vez más
¿porque la quieres?
– Porque así lo siento – respondí titubeando
– Es inútil sigamos caminando – delibero el
Al retomar mi camino, me topo con una casa antigua y abandona, llena de grietas, pero con columnas solidas, de la cual salió un perro flaco y pulgoso, con los ojos inundados de tristeza y el amargo reflejo del alto precio que se paga cuando se le confía el corazón a cualquiera. Empiezo a silbar y hacer palmadas suaves para llamar su atención “cuanto me gustan los perros” este se acerca temeroso, pongo mi mano sobre su cabeza y lo acaricio varias veces. Me sorprendo como en poco tiempo toma confianza y mueve la cola en señal de agrado, esto me hace pensar en que somos muy parecidos, a ambos nos basta con sólo una caricia para olvidarnos del pasado y volver a confiar.
– ¿Por qué haces esto? – Indago una vez más mi cerebro
– Creo que ya te puedo responder, ¿recuerdas la casa antigua?
– Sí, que tiene que ver con esto?
– Mucho. Esa casa sigue en pie porque poseer cimientos firmes y lo seguirá estando eternamente sin importar cuantas grietas haya en sus paredes porque la base es sólida.
– No te entiendo ¿A dónde quieres llegar?
–Mis sentimientos por ella tienen bases tan fuertes como los de aquella casa, podrán sus paredes agrietarse pero no se vendrán abajo.
– Entiendo, son cimientos compuestos por: confiar, creer, sentir y dejarse llevar ¿No?
– Exacto.
– ¿No son acaso esas mismas creencias las que llevaron al perro a la desolación? si le prestas atención al pobre por creer y confiar se volvió un desdichado.
– Pero mira como mueve el rabo a la mínima muestra de afecto, esto quiere decir que no existe daño irreparable y que no siempre lo que se ve por fuera es tan malo como parece.
– ¿Me quieres engañar?
– Sus heridas son por vivir y no se puede vivir sin equivocarse, pecar, herir o ser herido. Es la sal de la vida. Mil patadas le han dado y aun así no aprende a desconfiar.
– ¿Es amor?
– Es amor.
– ¿Y qué serias capaz de hacer por ese amor?
– Todo, inclusive aquello que no quiero hacer.
– ¿Incluso alejarte?
– Si…
– Sólo me queda hacerte una pregunta… si esa casa antigua y este perro mal herido se te asemejan ¿En que lo hace este piano viejo y desafinado?
– Este piano viejo es con quien me confieso antes y después de tropezar.
– Entonces aquí te espero.
– Hasta que volvamos a vernos entonces.
– Así es… hasta el próximo tropiezo

jueves, 14 de julio de 2011

Cansado

Cansado del cinismo y del desprecio, de ver como mi especie se pierde, de no entender esta absurda guerra de egos, cansado de ver cómo la gente se detesta, de la ciencia inmoral, de la religión acusante, cansado del cerebro que nos miente, de la ignorancia, de las mentiras, cansado de que los corazones nobles mueran a fuego lento, cansado de tejer estas tenues hebras de vida rota en una urdimbre.

lunes, 23 de mayo de 2011

Un viaje

A veces en la vida, en un día cualquiera, comtemplando el horizonte de una tarde frágil y desnuda, al lado de alguien especial y con la inmensa  eternidad como cómplice, escapamos por un instante de la realidad desafiante que envuelve nuestro presente, y emprendemos un viaje donde llegamos a conocernos un poco mas, un viaje donde damos voz y letra a nuestra alma, y donde sin saberlo juntamos un mismo sentir.

Artista urbano

Divagando sin rumbo por una calle cinica y gris, impotente por no entender el sentido de la vida y pensando por enésima vez como robarme su corazón, escuche una voz que decía "oye chico! acércate, pues pintare para ti" Al atender al llamado me encontré con el reflejo de un hombre desgreñado, con aspecto bohemio y de mal olor, pero que también era poseedor de la sonrisa mas humilde y graciosa que jamas hubiera visto en alguien, excepto en los niños. Esto me lleno de confianza y curiosidad, por lo que me acerque y pregunte:
  -¿Pintaras para mi? ¿que pintaras para mi? 
  -Lo que esta oculto a los ojos humanos, lo que el egoismo y el orgullo eclipsan, solo hace falta que digas una palabra y yo la traduciré con mi arte, pues este es el don que Dios me ha dado.
Invadido por el misterio y fascinado por tan mágico instante, pensé "¿que palabra?" Pero en mi pensamiento solo existía un único conjunto de letras ordenado, solo prevalecía una palabra que en silencio recordaba insistentemente. Así fue como pronuncie el nombre de ella y el empezó a dibujar.
   -¿Dibujas un corazon? ¿porque? -pregunte ansioso, al ver y tratar de entender lo que el que hacia.  
  -Porque en el aguarda la magia de la existencia, porque es la cuna de las virtudes, porque es la figura solemne de lo que no entendemos pero que si sentimos, porque el tuyo suspira por ella.
  -¿Como puedes decir tal cosa? tu no me conoces! - conteste molesto al sentirme invadido.  
  -Si es verdad, no te conozco, pero el gozo radiante en tu mirar y el calor con que vociferaste su nombre, es una verdad universal que prima en las personas inmersas por los buenos sentimientos.
Una sensacion de profunda reverencia me embargo y en adelante solo pude observar en silencio como ese hombre mal vestido, mediante trazos armónicos que fomentaban la esperanza, difuminaba con un lápiz viejo y gastado, en una simple hoja de papel, lo que con palabras no fui capaz de expresar.


sábado, 14 de mayo de 2011

Aquel gran perro

Aquel un gran perro, baboso y de lengua oscura, me miraba en medio del pasillo de mi casa, cuando yo era tan solo un niño y el apenas un cachorro. Me lamió las manos, me lamió los pies, era peludo y simpático. Una vez le dije "escucha perro, voy muy lejos, intento perderme y volver a encontrarme después, puedes venir conmigo, pero has el favor de dejar de lamerme" El gran perro entendió y me siguió. El y yo hablábamos durante todo el camino, hablábamos de las estrellas, de la osa menor y de los huesos de vaca. Jugábamos como hermanos, a veces peleábamos, a veces ladrábamos, yo le enseñaba y el me cuidaba, yo lo quería y el desbordaba en mi la tan codiciada alegría. Me enseño el significado de la confianza y que la lealtad no tiene limites, pues con nobleza siempre me acompaño.. Hace mas de un año que voy solo en mi rumbo, su camino tomo una dirección mas eterna, y yo ahora en medio de mi perdición, tal vez cerca de encontrarme o muy lejos de tal cosa, me detengo y pienso; Sonríeme, salta, y corre donde quieras que estés, TOBY.

La bendición mas grande que he recibido

el sol da luz a mis mañanas, pero su sonrisa ilumina mi vida!