miércoles, 4 de septiembre de 2013

El no nacido

El no nació, yo no tuve la oportunidad de abrazarlo, ni de cargarlo con orgullo y llamarlo "mi bebe". Días como hoy me pregunto ¿cómo sería tu voz? A veces te imagino con un rostro hermoso como el de ella, pero solo es un espejismo frustrante, porque te quedaste ahí, en el camino, y no me maravillaste con tu mirada.. Al menos quisiera haber sentido los latidos de tu corazón, o tus pataditas en el vientre de ella, reclamando querer bailar los sin sabores de la vida.. Entre la realidad y los sueños, pintó de esperanza una ilusión, pensando como seria haber sido tu padre, y guardo con cariño el génesis de tu existencia.. Es difícil aceptar que no pude verte, porque apenas ayer pudiste ser todo para mi, una gran razón para entender la vida, para no desfallecer ante la vacilación de mi destino errante, pero hoy sólo tengo tu vacío, mi dulce bebe no nacido..