miércoles, 26 de marzo de 2014

Bígamo

Con la vergüenza en la mano confieso que soy infiel, soy un bígamo empedernido, porque necesito de estas dos bellezas incomparables, una promueve la luz en mis pensamientos mientras la otra construye mis sueños, cualquiera de ellas me hace alucinar, cualquiera de ellas me embriaga con su perfume, me hacen sentir vivo, me hacen olvidar el mañana..  ahora camino desesperado, porque no quiero que sepan que a las dos amo en secreto, que a las dos las quiero tanto, que por querer amar sólo a una, más me enamoro de la otra ¿que culpa tengo yo si no puedo evitarlo? las amo a las dos! a la mujer y a la poesía..