martes, 17 de diciembre de 2013

En el espejo

Después de renacer una y otra vez cada día, y de volverme a ver cara a cara con mi reflejo. me encuentro mas viejo, mas tonto, mas sabio, mas ignorante, menos cuerdo y solo un poquito mas maduro.. pero siempre puedo decir sin miedo y sin resquemor, que si de vivir y de errar se trata a mi que me galardonen el pecho con medallas, que me premien por pisar charcos aun pudiendo esquivarlos, por cantar bajo la lluvia de la que todos escapan, por sonreirle en la cara a la adversidad, por saber y por pensar que solo vencido esta aquel que deja de intentar!