domingo, 27 de abril de 2014

En una noche de desvelos

Bajo la luna esquiva de una noche anónima, tratando de revivir una vieja guitarra, mientras pasa por mi garganta otro trago amargo del elixir que desinhibe los sentidos.. Veo como ella desnuda su alma de la armadura que utiliza para defenderse de la censura del mundo y de la burla que despiertan las esperanzas frustradas. Puedo sentir que está cansada, porque se convirtió en alguien a quien ya no conoce.. Ahora solo se difumina entre tonos distintos con el sentido de su existencia, tratando refugiarse en cualquier razón para seguir aguantando la implacable vida que enseña de forma agrede, tratando de olvidar, atendiendo con intenciones distraídas para que su corazón se mantenga en silencio, porque para ella escuchar a su corazón es una sensación que solloce en una tristeza inconsolable.. pero yo puedo ver a través de ella, su corazón aun esta vivo y en sus ojos se mantiene una pequeña llama que mientras sonríe crece como una braza ardiente, es entonces cuando entiendo que solo una flor bella y compasiva en un mundo hostil, pero yo haré que el aire solemne pueda ser llenado una vez más con su sonrisa.